• Portada
  • Secciones
  • Libros
  • De-testing and De-grading Schools. Authentic Alternatives to Accountability and Standardization*

De-testing and De-grading Schools. Authentic Alternatives to Accountability and Standardization*

De-testing and De-grading Schools. Authentic Alternatives to Accountability and Standardization*
  • Joe Bower y P.L. Thomas (eds.)
  • Peter Lang, Nueva York, 2013

 

A lo largo de 17 capítulos, maestros, profesores, directores de centros educativos y responsables de políticas educativas realizan una mirada transversal (desde la política hasta el día a día en las aulas) al uso (y abuso) de los exámenes y las notas. Ya desde el prólogo se enumeran algunos de los ejes del libro: el canto de sirena de la objetividad, el efecto pernicioso de enfocar el aprendizaje hacia una motivación extrínseca (las notas, el reconocimiento) y el poco valor pedagógico de lo que se entiende de forma común como evaluar (la calificación).

Los primeros capítulos ofrecen una valoración de los programas de mejora educativa estadounidenses No Child Left Behind y Race to the Top, ambos empapados de accountability, esto es, del uso indiscriminado y obsesivo de tests estandarizados para medir el aprendizaje del alumnado (y la eficacia de los docentes). Junto con un estrechamiento del currículo y la disrupción de la dinámica escolar, los autores evidencian que tales programas han sido el ariete usado por agentes ajenos a la educación para dirigirla desde el exterior —con intereses económicos y lenguajes y visiones prestadas del mundo empresarial (calidad, estandarización, gestión)— y para desempoderar al profesorado y al alumnado, sin obtener ninguno de los resultados prometidos (mejora educativa, incremento de la equidad...).

A partir del capítulo ocho se abordan los efectos de las notas en el aula: desaparece la creatividad y el compromiso del alumnado con el conocimiento, se prioriza la competencia y el aprendizaje no significativo y se generan dinámicas de ansiedad y control entre el alumnado y el profesorado, articulado en torno de relaciones de poder (si no estudias, te suspendo) extrañas al conocimiento. Se describen experiencias concretas de aplicación real (portafolios, no grading-week...) e iniciativas de formación del profesorado para suprimir las notas y transitar hacia una evaluación formativa, compartida y articulada alrededor de la pedagogía crítica y las necesidades del alumnado.

Un libro sólido, con una propuesta ambiciosa y nada inocente, con abundante bibliografía y datos científicos sobre el tema. La temática y el enfoque de los autores habrían merecido una mejor edición del conjunto que evitara las (excesivamente) frecuentes ideas recurrentes y proporcionara más referencias a la pedagogía clásica que reivindica. El texto es una aportación de gran interés, especialmente en el marco de la irrupción de las pruebas PISA y los estándares de evaluación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, y proporciona una reflexión sobre las dinámicas de evaluación que ningún profesor o gestor educativo debería perderse.

“Le pongo un 8/10”... ¿A que no es lo mismo?

 

* Publicado originalmente como “Hacia una evaluación formativa” en Cuadernos de Pedagogía, núm. 449, octubre de 2014.

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado