Miguel Augusto Castañeda

Cédulas profesionales y títulos electrónicos

Miguel Augusto Castañeda

 

Miguel Augusto Castañeda, titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos y Transparencia de la SEP, aborda en entrevista las recientes reformas a la Ley de Profesiones que prevén la migración de títulos y cédulas impresos a formato digital. Además, explica cómo se llevará a cabo el proceso y enumera las ventajas que representa el nuevo formato.

 

  

Recientemente se publicó un decreto de reformas que regulan la expedición de una nueva cédula profesional electrónica y la manera en que serán emitidos los títulos profesionales o los grados académicos por parte de las universidades. Platíquenos de dichas reformas.

Efectivamente, el pasado 16 de abril se publicó un decreto que contiene diversas reformas a la ley reglamentaria del artículo 5° constitucional, relativa al ejercicio de las profesiones en la Ciudad de México.

Entre estas reformas, la principal se refiere a la emisión de la cédula profesional en formato electrónico, con diversos controles de seguridad y de verificación, que sustituirá el formato tradicional impreso.

Adicionalmente, para que la Dirección General de Profesiones (DGP) pueda registrar los títulos y emitir la cédula profesional electrónica, se requiere que las instituciones educativas le envíen los títulos profesionales o de grados académicos en formato electrónico para modernizar de ese modo el proceso con la participación de las instituciones y permitir a los egresados la experiencia de acceder a un servicio 100 por ciento en línea.

Finalmente, como parte de estas reformas, se prevé una disminución sustancial de los requisitos exigidos a los profesionistas para acceder al servicio de registro de título y emisión de la nueva cédula profesional electrónica.

 

¿Cuáles son las ventajas del nuevo formato?

Será un proceso más ágil y con mayores controles de seguridad, al cual podrán acceder los profesionistas desde cualquier lugar en el que se ubiquen si cuentan con una conexión a internet. La obtención de la cédula profesional electrónica será prácticamente inmediata, lo que implicará ahorros importantes pues evitará al interesado tener que trasladarse a las oficinas de la DGP, como se hacía antes.

El hecho de que ahora las universidades envíen sus títulos en forma electrónica también evitará que los profesionistas tengan que llevar sus títulos físicos a la oficina de la DGP y dejarlos para su registro y luego acudir nuevamente a recogerlos junto a su cédula. Por eso la participación de las instituciones de educación de nivel medio superior y superior se vuelve muy relevante en este nuevo procedimiento.

Otra ventaja muy importante es que el trámite es personalísimo, pues deben realizarlo los profesionistas mediante el uso de su firma electrónica, lo que proscribe la participación de gestores que, en muchas ocasiones, representaban un importante gasto adicional para los profesionistas que deseaban obtener su cédula profesional.

Además, la cédula profesional electrónica cuenta con importantes mecanismos de verificación y seguridad, a través de un código QR y un código de barras que permiten cerciorarse inmediatamente de la autenticidad del documento.

 

¿Y cómo se realizará el trámite?

Las instituciones de educación media superior y superior emitirán el título o el grado académico en formato electrónico, lo firmarán de manera electrónica con la e-firma de las autoridades escolares competentes que, conforme a su normatividad, deban firmarlo, y lo enviarán electrónicamente a la DGP, que a su vez comunicará a las instituciones la recepción y la validación de esos documentos, los cuales quedarán disponibles en el Registro Nacional de Profesionistas para cuando el profesionista desee acceder al servicio de registro de su título y obtención de su cédula profesional.

 

¿Qué efectos tendrá el hecho de que las instituciones envíen a la DGP los títulos electrónicos que emitan?

Que la DGP cuente con información validada cuando el profesionista decida realizar su trámite para la obtención de la cédula en formato electrónico, lo que permitirá acceder a un servicio 100 por ciento en línea, y obtener ese documento en cuestión de minutos.

 

¿Y qué beneficios traerá para los usuarios?

Los profesionistas cuyos títulos profesionales ya hayan sido enviados en forma electrónica por sus universidades, podrán ingresar desde cualquier parte del mundo en la que se encuentren, simplemente con su CURP y validando sus datos en el sistema, rubricando con su firma electrónica y pagando en línea los derechos correspondientes, después de lo cual podrán obtener de manera inmediata su nueva cédula profesional electrónica.

 

¿Cuál es el estándar para la emisión de los títulos profesionales o grados académicos que señala la reforma?

El estándar bajo el cual deben ser enviados a la DGP los títulos profesionales o grados académicos que se emitan se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 13 de abril de 2018, con el fin de unificar y dar certeza jurídica, pues se dan a conocer los elementos mínimos que debe contener dicho documento electrónico.

En ese estándar se precisa que los títulos o grados académicos deben ser firmados por las mismas autoridades educativas que los venían suscribiendo, pero ahora con el uso de su e-firma, la cual deberá ser registrada previamente ante la DGP para poder llevar a cabo las validaciones correspondientes. Este mecanismo de autenticación de firmas electrónicas evitará la existencia de documentos apócrifos, lo cual brindará mayor certeza y confiabilidad al nuevo proceso.

 

¿Las nuevas cédulas profesionales electrónicas tienen la misma validez que las cédulas impresas a las que estábamos acostumbrados?

Desde luego, tienen exactamente la misma validez, aunque es claro que implicará un cambio de mentalidad al que, estoy seguro, rápidamente nos acostumbraremos. Por otra parte, para las principales instituciones que requieren la verificación de una cédula profesional para el ejercicio correspondiente —como es el caso de tribunales, hospitales y oficinas de gobierno— será más ágil y expedito constatar su autenticidad, y pueden verificarla en línea. Y la impresión que hicieren de este nuevo documento electrónico tendrá la validez de la cédula profesional original.

Obviamente, las cédulas profesionales expedidas en físico seguirán teniendo vigor, como lo precisa uno de los artículos transitorios de la reforma.

 

¿Cómo han reaccionado las instituciones educativas ante esta innovación?

Muy bien. Hemos advertido un ánimo muy entusiasta de participar cuando antes en la migración de sus procesos para emitir los títulos profesionales o de grados académicos en forma electrónica, pues entienden que esto brindará mayores beneficios a sus egresados al permitirles gozar de una experiencia 100 por ciento en línea para la realización de un trámite que antes era tardado y tortuoso y que ahora será una experiencia ágil, rápida, cómoda y segura.

 

¿Cómo se ha venido desarrollando el nuevo procedimiento?

A partir del 16 de abril de 2018, fecha en que entró en vigor la mayor parte de los artículos reformados, la DGP dejó de tener facultades para emitir cédulas profesionales en formato físico, para dar paso a la emisión de la nueva cédula profesional electrónica. A partir de entonces también entró en operación una disminución sustancial de los requisitos exigidos para acceder al servicio de registro de título y emisión de cédula profesional electrónica. Por ejemplo, los alumnos ya no tienen que acreditar ante la DGP la realización de su servicio social ni registrar sus antecedentes académicos, ya que esto sigue siendo una obligación de las instituciones educativas conforme a su normatividad y al plan de estudios de que se trate; tampoco necesitarán presentar fotografías, como se exigía antes.

A partir de esa fecha, y hasta el 1º de octubre de 2018, las instituciones educativas de nivel medio superior y superior comenzarán a migrar sus procesos, con el fin de enviar a la DGP los títulos profesionales o de grado académico que emitan, pero ahora en formato electrónico, pudiendo en todo este tiempo ser aceptados para el servicio de registro de título y emisión de cédula profesional electrónica tanto títulos en físico como en electrónico.

Finalmente, a partir del próximo 1° de octubre las instituciones de nivel medio superior y superior que deseen que sus egresados puedan obtener la cédula profesional electrónica que emite la DGP, deberán enviar los títulos que expidan en forma electrónica, como un presupuesto para dar acceso a los profesionistas a este servicio, el cual, a partir de octubre, deberá ser 100 por ciento en línea.

 

¿Qué sucederá con los títulos de años anteriores que aún no han sido registrados y ya fueron emitidos por las instituciones educativas?

Todos los títulos que sean emitidos antes del 1° de octubre de 2018 serán válidos para acceder al servicio de registro y emisión de cédulas profesionales electrónicas. Sin embargo, a partir de esa fecha las instituciones deberán emitir y enviar a la DGP los títulos profesionales o de grado académico, en forma electrónica, ya que después de dicha fecha ya no se aceptarán los títulos en físico.

 

¿La nueva cédula profesional electrónica tiene validez en todo el país?

Efectivamente, la cédula profesional electrónica expedida por la DGP tiene validez en toda la República.

 

¿Los estados de la República deben hacer algo para que sus egresados puedan obtener esta cédula profesional electrónica?

Los gobiernos de las entidades federativas deberán revisar su normatividad interna con el fin de realizar las modificaciones necesarias para permitir que las instituciones educativas que cuenten con las autorizaciones del Estado para operar puedan emitir sus títulos profesionales o de grado académico en forma electrónica.

 

¿Qué resultados se esperan de esta reforma?

Modernizar el registro de título y emisión de cédula profesional, aprovechando las TIC, sustituyendo el antiguo servicio que representaba tiempo perdido, costos importantes y molestias para los usuarios, por un servicio 100% digital, ágil y de respuesta inmediata, que tiende a convertirse en un proceso más seguro, transparente y confiable.

 

¿Cómo se difundirá entre las instituciones y la población?

Habrá tutoriales, capacitación y videos que explicarán la manera de manejar la herramienta para acceder al trámite completamente en línea. La información ya se encuentra disponible en la página www.gob.mx/cedulaprofesional.

 

¿Qué ocurrirá con los que ya teníamos la cédula impresa?

Quien ya cuente con una cédula profesional en formato físico podrá, si así lo desea, solicitar un duplicado, el cual le permitirá obtener la cédula profesional electrónica, que es mucho más práctica y segura, pues ya no hay que preocuparse por extraviarla.

El servicio de duplicado de cédula profesional ya está funcionando completamente en línea, en el portal www.gob.mx/cedulaprofesional.

 


 

Miguel Augusto Castañeda Fernández es abogado por la Escuela Libre de Derecho y cuenta con un posgrado en derecho de amparo, así como con una maestría en gobierno y políticas públicas, ambas por la Universidad Panamericana.

En el sector público ha laborado en la coordinación jurídico-consultiva del Fondo Bancario de Protección al Ahorro y fungió como director general de Amparos y Contratos Administrativos en la Procuraduría Fiscal de la Federación. Desde octubre de 2015 se desempeña como titular de la Unidad de Asuntos Jurídicos y Transparencia de la Secretaría de Educación Pública.

  

 

5559-2250 / 5575-6321 / 5575-4935 - Aviso de Privacidad - Términos y Condiciones

Revista El Mundo del Abogado